El dispositivo de coordinación de las obras del Santuario de la Virgen de Araceli y la carretera se pondrá en marcha tras la Romería de Bajada

El dispositivo de coordinación de las obras del Santuario de la Virgen de Araceli y la carretera se pondrá en marcha tras la Romería de Bajada

05 Abr 2019
  • Maximiano Izquierdo atiende a la prensa ante Juan Pérez y Rafael Ramírez

Diputación de Córdoba y Real Archicofradía de María Santísima de Araceli acuerdan la ejecución simultánea de las dos actuaciones previstas

El Ayuntamiento de Lucena ha acogido esta mañana una reunión de trabajo entre la Diputación de Córdoba, la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli y responsables municipales a fin de coordinar las obras de reforma y mejora del Santuario aracelitano y la carretera que conduce al mismo, que se solaparán en el tiempo en su ejecución una vez que finalice la Romería de Bajada que se celebra el 21 de abril.

El dispositivo de intervención acordado en esta reunión concentrará el grueso de las dos actuaciones durante el mes de mayo, aprovechando que la imagen de la Virgen de Araceli permanece en Lucena hasta que en junio regrese a su santuario, permitiendo que la intervención en la carretera no impida el traslado de materiales y el acceso hasta el Santuario, donde las obras previstas mejorarán la accesibilidad del recinto.

En cuanto al proyecto de mejora de la carretera, el diputado provincial de Cooperación con los Municipios, Maximiano Izquierdo, ha avanzado que la empresa adjudicataria de las obras –la firma lucentina Aroan– ultima con el jefe de servicio de Carreteras de la Diputación el plan de obra para que puede ejecutarse en su totalidad en un plazo de 30 días a partir de la Bajada de la Virgen de Araceli.

Estos trabajos consistirán en una actuación integral en la totalidad de la carretera, incluyendo limpieza y mejora de cunetas, el recubrimiento de los tramos donde el paso de las aguas de lluvia es patente provocando daños, la señalización vertical y horizontal de la carretera y el asfaltado con una nueva capa de pavimento que mejore la comunicación y la seguridad vial en esta infraestructura.

En cuanto a las actuaciones en el recinto del Santuario, el hermano mayor de la Archicofradía de María Santísima de Araceli, Rafael Ramírez, ha explicado que el proyecto a ejecutar por la entidad está pensado para mejorar la accesibilidad tanto del interior del santuario como de la explanada exterior, a lo que se suma también la construcción de los nuevos columbarios.

Respecto a la financiación de estas obras, valoradas en 240.000 euros, Ramírez ha informado a la salida de la reunión que la Archicofradía ha elevado una nueva petición de subvención a la Diputación que complemente la subvención, ya concedida por la institución provincial de 45.000 euros, con otra partida también de 45.000 euros.

El alcalde de Lucena, Juan Pérez, ha agradecido la buena disposición tanto de la Archicofradía como de la Diputación a la hora de coordinar el dispositivo para que ambas intervenciones se den en el menor tiempo posible y con la máxima garantías en materia de seguridad, dado que la carretera hasta el Santuario es una vía muy utilizada por los lucentinos también para la práctica de senderismo y de acceso a otras actividades de ocio en plena sierra.

 

 

 

 

Categorías: 
Noticias Portada
Juan Pérez
Urbanismo

Atrás