El plan especial de emergencia echa a andar con 510.000 euros en ayudas sociales a familias más vulnerables

El plan especial de emergencia echa a andar con 510.000 euros en ayudas sociales a familias más vulnerables

01 Abr 2020
  • Juan Pérez interviene durante el Pleno en videoconferencia

El Ayuntamiento de Lucena ha aprobado, durante la sesión ordinaria correspondiente al mes de marzo celebrada anoche por videoconferencia, iniciar el plan especial de emergencia social y económico redactado ante los efectos del Covid-19 en la ciudad mediante la ejecución del bloque de medidas dirigidas a las familias de mayor vulnerabilidad.

Por unanimidad de todos los grupos municipales, el Consistorio lucentino trabajará desde hoy en la ejecución de las 11 medidas contempladas en este primer bloque del plan, cuya estimación presupuestaria total ya avanzó el alcalde, Juan Pérez, se situaba en torno a 1,5 millones de euros, si bien dicho programa de medidas municipales nace como un documento flexible que se irá modelando con nuevas acciones en función de las necesidades que se vayan detectando entre los diferentes sectores productivos y sociales del municipio.

El ámbito más social del plan queda recogido en este primer bloque con diferentes medidas de un impacto económico en el presupuesto del Ayuntamiento de 510.000 euros, destinados en su mayor parte a las familias más desprotegidas ante la crisis económica en la que empieza a derivar la actual situación de emergencia sanitaria. El Reglamento de Servicios Sociales se modifica para permitir que las prestaciones sociales puedan ampliarse hasta un máximo de 1.900 euros/año por unidad de con-vivencia familiar, incluyendo ahí líneas de ayuda ayudas para cubrir necesidades básicas, gastos de suministros de la vivienda habitual, adquisición de equipamiento básico y reparaciones menores de urgente necesidad de la vivienda habitual o gastos de alquiler y/o alojamiento, ayudas complementa-rias para cobertura de tratamientos especializados de salud, rehabilitación, odontología, ortopedia, prótesis oculares y audífonos, ayudas para situaciones de exclusión social, entre otros, siempre tras la valoración técnica municipal de Servicios Sociales.    

Para hacer frente a las demandas de estas ayudas, el plan especial de emergencia aprobado anoche incrementa las partidas presupuestarias del programa de becas de guardería en 3.000 euros, el de becas de comedor en 10.000 euros, el programa de infancia y familia en 12.000 euros, el de familias con menores se amplía en 7.500 euros, las ayudas económicas familiares y atención al niño en 40.000 euros, las atenciones benéficas y asistenciales en 15.000 euros, los servicios de integración por el empleo social en 80.000 euros al objeto de poder contratar servicios con empresas cuyos empleados sean mayoritariamente personas con discapacidad o en riesgo de exclusión, el programa de ayudas por emergencia social en 150.000 euros, las ayudas a suministros básicos en 12.000 euros, la atención a mayores en 7.500 euros.  En el ámbito de igualdad y diversidad, se dispone un incremento para la lucha contra la violencia de género de 10.000 euros adicionales y para el apoyo y ayudas al alquiler entre familias que habiten viviendas en precario se destina una partida presupuestaria de 30.000 eu-ros.

Entre las novedades incluidas en este plan de emergencia, aparece la creación de dos servicios de comida a domicilio y acompañamiento para familias vulnerables cuya permanencia en casa está espe-cialmente obligada, con una dotación de 30.000 euros, y la colaboración con el comedor social con una partida de 20.000 euros. Asimismo, se acuerda habilitar la llamada casa del cementerio como edificio para transeúntes y albergue mientras persista el estado de alarma y se dispone la contrata-ción urgente y con carácter extraordinario de personal de apoyo en la Concejalía de Servicios Socia-les para canalizar la tramitación de todas estas ayudas. 

En materia de vivienda, se refuerza la convocatoria de ayudas al alquiler para jóvenes en 7.500 euros y se acuerda que la empresa pública municipal Suvilusa suspenda el cobro del alquiler de sus vivien-das durante abril, mayo y junio, y devuelva la cuota de marzo, ya cobrada a principios de mes. Di-chos recibos se prorratearán a lo largo de los seis meses restantes del ejercicio y se solicitará a la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), la aplicación de idénticas medidas para su parque de viviendas en Lucena. Superada la situación actual, se ampliarán las ayudas en 25.000 euros para aquellas familias que como consecuencia de la crisis sanitaria y económica no puedan hacer frente a los pagos mensuales de alquiler y el Plan Municipal de Vivienda ampliará en 15.000 euros añadidos la línea de subvenciones para contratos de alquiler de vivienda pública con opción a compra. Por último, se incrementa en 7.000 euros la aplicación presupuestaria para subven-cionar intereses de préstamos por rehabilitación de viviendas, para supuestos de accesibilidad, habi-tabilidad y otras actuaciones esenciales y necesarias en la vivienda.

Dentro de este primer bloque de medidas sociales, se contempla también el incremento en 10.000 euros de la partida de ayudas al transporte escolar, de nueva creación en el presupuesto actual y que pronto se dará a conocer de cara al siguiente curso académico, y en 12.000 euros la de material esco-lar. Los espacios de aparcamiento en superficie distribuidos por la ciudad permanecerán abiertos y sin coste alguno para los usuarios por un periodo de seis meses y se crea una nueva línea de subven-ciones, dotada con 7.000 €, para trabajadores que utilicen el transporte público -autobús urbano- en sus desplazamientos laborales.

Al margen de este primer capítulo, el plan especial de emergencia social y económico abarca también otros tres epígrafes, en cuya tramitación administrativa también comienza a funcionar el Ayunta-miento sabiendo que estas otras medidas representan una respuesta municipal con mayor margen de tiempo de maniobra. Se trata de 41 iniciativas agrupadas en líneas de incentivos al comercio menor local y a trabajadores autónomos de otros sectores, líneas de apoyo a la red de asociaciones y enti-dades sin ánimo de lucro asistenciales y un plan tributario extraordinario. En los tres casos, se hace necesaria la redacción de un reglamento y de informes jurídicos y de Intervención que regulen las subvenciones propuestas. 

 

Un plan de consenso

El plan especial de emergencia social y económica se presentó en la sesión plenaria como un meca-nismo de respuesta del Ayuntamiento de Lucena a la crisis actual de “unidad y consenso”. Miguel Villa, representante de IU, se refería a este plan como un documento que “nace para paliar las nece-sidades básicas de los vecinos” porque “ningún ciudadano se va a quedar en la cuneta en la medida de nuestras posibilidades”. En esa misma línea, Antonio Hidalgo, portavoz de Vox, remarcó que se trata de dar “una respuesta conjunta a los lucentinos en estos momentos de tinieblas y al mayor pro-blema en los últimos 80 años”.

Desde Ciudadanos, el edil Jesús López, quiso felicitar a toda la Corporación por aprobar un plan que es “ejemplo de trabajo político y generosidad política al ponernos de acuerdo de forma muy rápida en un comportamiento que viene a inclinar la balanza a favor de todos los lucentinos que lo necesi-ten”. En nombre del PP, Francis Aguilar, destacó que el plan también se acuerda de los empresarios y autónomos, “no podíamos olvidarlos para que esta crisis no se limite su capacidad de ser referencia en la provincia y Andalucía”. Por último, la portavoz del PSOE, Teresa Alonso, tras enfatizar la una-nimidad en la aprobación del documento, apuntó hacia la opción de dejar abierta la puerta a nuevas líneas de subvenciones y ayudas “porque ahora todavía no somos capaces de vislumbrar los verdade-ros efectos negativos de esta crisis”.          

Categorías: 
Noticias Portada
Juan Pérez
Teresa Alonso
Francisco Aguilar
Jesús López
Antonio Hidalgo Sirvent
Miguel Villa
Hacienda
Servicios Sociales y Salud

Atrás